SisterSur

Cuidamos su ambiente

Instalacion de suelos radiantes

El suelo radiante proporciona calor desde la superficie del suelo. Este sistema tiene la ventaja de que la emisión se hace por radiación, por lo que se puede tener en los locales habitados una temperatura seca del aire menor que con otros sistemas de calefacción, lo que supone menores pérdidas de calor por los muros, techos o suelos en contacto con el exterior. En con las temperaturas mínimas exteriores normales, el ahorro de este sistema puede estimarse entre un 15% y un 20%, sin disminuir las prestaciones en cuanto a comodidad térmica.

El calor se distribuye mediante tuberías de agua caliente suministrada por calderas o por acumuladores de energía solar térmica.

Las tuberías de agua (generalmente de material plástico) o cables eléctricos se distribuyen sobre el forjado, interponiendo un aislante térmico para evitar que el calor se disipe hacia la planta inferior. Sobre las tuberías se pone una capa de mortero de cemento y arena y luego el solado, que se recomienda sea de un material poco aislante del calor (piedra, baldosa cerámica o hidráulica) y no de madera o moqueta.